1. Help Center
  2. Guía para completar tareas
  3. Cambios en la guía de transcripción

Acentuación en nombres y apellidos

¿Pérez o Perez? ¿García o Garcia? ¿Matías o Matias? ¿González o Gonzalez?

Primero vamos a recordar la diferencia entre acento y la tilde. El acento, también llamado acento prosódico, es la entonación más fuerte que se le da a una sílaba de la palabra. En cambio la tilde, también llamada acento ortográfico, es la marca gráfica que hacemos al escribir sobre la voz acentuada. Todas las palabras que tienen más de dos sílabas tienen acento, pero no todas tienen tilde.


Pero, ¿qué pasa con los nombres y apellidos?

Según la ortografía de la lengua española, las reglas de acentuación también se emplean para los nombres de pila y apellidos.


Por ejemplo:

Gutiérrez lleva tilde por ser palabra grave terminada en zeta.

Luis o Ruiz no llevan tilde por ser monosílabos.

Raúl, Pío, Saúl o María son hiatos y por eso deben tildarse.


Ejemplos de apellidos con tilde.

  • Díaz, Martínez, Ramírez, Sánchez, López, Rodríguez, García, González, Fernández, Pérez.


Reglas de acentuación.


Palabras agudas:
Llevan tilde siempre que terminen en letras vocales, en N o en S; y también en casos puntuales de ruptura de un diptongo (hiato).


Palabras graves
: Al contrario de las agudas, no lleva tilde cuando termina en voz, N o S. La excepción a la regla, de nuevo, se produce en el caso de los hiatos, en que las palabras graves terminadas en vocal lleva tilde.


Palabras esdrújulas
: Siempre lleva la tilde en su sílaba tónica.


El hiato: Es cuando dos voces se encuentran juntas pero están en diferentes sílabas.